Lagarto Rojo es realmente la mejor empresa de turismo que tuve el placer de conocer. Profesionalismo y respeto inigualable hacia el cliente. Respecto al guía acompañante, Javier Domingo, que tuvimos en todo el recorrido, fue el mejor guía que conocí en todos mis viajes. Su mayor característica es un extraordinario conocimiento, cultura, experiencia y total empatía con el cliente. Fue un viaje extraordinario, único e inolvidable. ¡Pronto volveré por más, ansiosa de viajar nuevamente con ustedes! Gracias totales. María Elena Moreyra.